Éstudio del Prof. Michel Sixou y Prof. Vincent Thibaultle

Fecha de publicacion:11-01-2021

¿Cómo actúa el CPC (cloruro de cetilpiridinio) sobre el SARS-CoV-2?

El CPC es un antiséptico que pertenece a la familia de los tensioactivos catiónicos. Tiene la característica de desestabilizar las membranas lipídicas de los virus (1, 2). El SARS-CoV-2, que es el virus responsable del Covid-19, es un virus llamado envuelto, es decir, protegido por una doble capa de lípidos en la que están incrustadas las glicoproteínas. Estas glicoproteínas son los receptores de entrada en las células huésped. El CPC destruirá esta membrana viral y, por lo tanto, inactivará la clave para entrar en la célula huésped llamada glicoproteína Spike (1). Por tanto, el virus queda inactivo.

¿Qué nos dice el estudio de Unilever sobre CPC?

• El estudio de Unilever es interesante porque confirma según una metodología rigurosa y siguiendo un estándar internacional que el CPC, utilizado en enjuagues bucales, tiene actividad virucida. • Este estudio confirma los datos adquiridos recientemente sobre el potencial de la CPC para destruir la infectividad de los coronavirus, incluido el SARS-CoV-2 y, especialmente, que esta acción se mantiene a concentraciones bajas de CPC, como las que se encuentran en los enjuagues bucales. (3,4). • En la práctica, esto significa que al usar estos compuestos localmente, podemos reducir significativamente la cantidad de virus infecciosos presentes en un momento dado. • Es importante tener en cuenta, sin embargo, que la cantidad de virus presente en la boca puede ser muy grande y que no se ha demostrado que estos componentes maten a todos los virus (5). Cualquier disminución en la cantidad de virus es beneficiosa.

¿Cómo podría contribuir la tecnología CPC ?

• Los componentes que contienen CPC disminuirán localmente la cantidad de virus presente en un momento dado. • Hasta la fecha, no sabemos con precisión la duración de la eficacia de estos productos, pero se están realizando experimentos. Cuanto más tiempo sea efectivo el producto, más interesante será. • Así, se puede considerar que haciendo gárgaras con el enjuague bucal que contiene un producto virucida durante unos treinta segundos, se disminuiría la cantidad de virus presente en la boca y así se limitaría la cantidad de virus emitido cuando se hablar o balbucear, por ejemplo. • Combinada con otras medidas de barrera, como el uso de una máscara o el distanciamiento social, esta acción de destrucción local del virus reduciría aún más el riesgo de transmisión del virus.

¿Cómo podría la tecnología CPC mejorar el control de la contaminación en los consultorios dentales?

El consultorio dental es un lugar de concentración de los riesgos de transmisión del SARS-CoV-2, afortunadamente perfectamente controlado por los procedimientos utilizados por los cirujanos dentistas. Los artículos científicos han demostrado la presencia de SARS-CoV-2 en cantidades significativas en las glándulas salivales y en la saliva (6, 7). Por lo que cualquier intervención en la cavidad bucal presenta riesgo de propagación del virus y más si estos actos generan aerosoles. El uso de un enjuague bucal que reduciría la carga viral en un 99,9% (8) antes de iniciar el cuidado bucal podría, por tanto, reducir aún más el riesgo de transmisión del coronavirus. Este gesto, asociado a otros procedimientos utilizados por todos los cirujanos dentistas, ayudaría a reforzar el control de la contaminación en los consultorios dentales (6). Este gesto preventivo también podría ser objeto de una recomendación de los odontólogos a sus pacientes sobre las medidas de higiene bucal a implementar en casa. Esto ayudaría a fortalecer los gestos de barrera que limitan la transmisión del SARS-CoV-2. Aparte de la reducción del riesgo de transmisión mencionada anteriormente, ¿podemos ver otros efectos beneficiosos en esta reducción de la carga viral? • El efecto esperado de este tipo de producto a nivel local es solo reducir la cantidad de virus en la boca. Obviamente, no tendrá ningún efecto sobre el desarrollo de la patología o sobre la infección del propio individuo, ya que el virus se multiplicará principalmente en los pulmones. Por tanto, la principal eficacia estará en la posible disminución de la transmisión del virus cuando se destruya. • El otro efecto, que sin embargo está menos documentado pero es muy interesante, es que la transmisión de una cantidad menor del virus a una persona susceptible a la infección da como resultado síntomas menos graves en esa persona (9). Este efecto se ha demostrado en situaciones en las que las personas usan una máscara.• La mascarilla disminuye la cantidad de virus emitido por una persona y esto estaría asociado en la persona infectada con un menor riesgo de desarrollar una forma severa de la enfermedad. • Por lo tanto, la emisión de menos virus por parte de una persona que haya tomado un enjuague bucal que contenga CPC podría reducir el riesgo de causar una forma grave de infección. • Pase lo que pase, esto no debe eclipsar las medidas de precaución recomendadas hoy; la acción local de la CPC será simplemente una forma complementaria de limitar la transmisión del virus, en particular en situaciones de riesgo cuando es imposible llevar una máscara.

¿Cuáles son las profesiones médicas distintas de la dental que podrían beneficiarse con el uso del CPC?

Esta nueva barrera, que consiste en un enjuague bucal (10) con CPC, podría beneficiar a todos los profesionales sanitarios que trabajen en o cerca de la cavidad bucal (6). Además de los cirujanos dentales, este gesto de barrera podría aportar beneficios a los otorrinolaringólogos, anestesiólogos y reanimadores y al personal paramédico de los establecimientos de salud . La facilidad de implementación de este gesto de barrera complementario, su rapidez, su bajo costo y su potencial en términos de efectividad deberían hacer que sea adoptado rápidamente por muchos profesionales de la salud.

Referencias

(1) Valerie B. O’Donnel, David Thomas, Richard Stanton, Jean-Yves Maillard, Robert C. Murphy, Simon A. Jones, Ian Humphreys, Michael J.O. Wakelam, Christopher Fegan, Matt P. Wise, Albert Bosch, Syed A. Sattar – Potential Role of Oral – Rinses Targeting the Viral Lipid Envelope in SARS-CoV-2 Infection – FUNCTION, 2020, 1(1): zqaa002 – doi:10.1093/function/zqaa002

(2) A. Vergara-Buenaventura, C. Castro-Ruiz – Use of mouthwashes against COVID-19 in dentistry – British Journal of Oral and Maxillofacial Surgery 58 (2020) 924–927

(3) Statkute E, Rubina A, O’Donnell VB, Thomas DW, Stanton RJ. Brief Report: TheVirucidal Efficacy of Oral Rinse Components Against SARS-CoV-2 In Vitro [Internet].Microbiology; 2020 nov [cité 21 déc 2020]. Disponible ici

(4) Meyers C, Robison R, Milici J, Alam S, Quillen D, Goldenberg D, et al. Lowering the transmission and spread of human coronavirus. J Med Virol. 5 oct 2020;jmv.26514.

(5) To KK-W, Tsang OT-Y, Yip CC-Y, Chan K-H, Wu T-C, Chan JM-C, et al. Consistent Detection of 2019 Novel Coronavirus in Saliva. Clin Infect Dis. 28 juill 2020;71(15):841‑3.

(6) F. Carrouel, L.S. Gonçalves, M.P. Conte, G. Campus, J. Fisher, L. Fraticelli, E. Gadea-Deschamps, L. Ottolenghi, and D. Bourgeois – Antiviral Activity of Reagents in Mouth Rinses against SARS-CoV-2- Journal of Dental Research -First Published October 22, 2020 – Disponible ici.

(7) David Herrera, Jorge Serrano, Silvia Roldán, Mariano Sanz – Is the oral cavity relevant in SARS-CoV-2 pandemic?- Clinical Oral Investigation – Disponible ici.

(8) Greena, G. Robertsa, T. Toberyb, C. Vincentb, M. Barilic and C. Jonesc – In vitro assessment of the virucidal activity of four mouthwashes containing Cetylpyridinium Chloride, ethanol, zinc and a mix of enzyme and proteins against a human coronavirus – Disponible ici. doi: bioRxiv preprint 

(9) Bielecki M, Züst R, Siegrist D, Meyerhofer D, Crameri GAG, Stanga Z, et al. Social Distancing Alters the Clinical Course of COVID-19 in Young Adults: A Comparative Cohort Study. Clin Infect Dis. 29 juin 2020;ciaa889. 

(10) Xian Peng, Xin Xu, Yuqing Li, Lei Cheng, Xuedong Zhou and Biao Ren – Transmission routes of 2019-nCoV and controls in dental practice – International Journal of -Oral Science (2020) 12:9 – Disponible ici